MARSELLA, UN LUGAR AGRACIADO Y VERDE


TE VEO




























TE VEO

Te veo, te veo aquí, conmigo, siempre cerca, junto a mi, pareces pendiente de lo que hago, pareces cuidarme. Cielo, azul, hermoso, techo de todos los días, te veo. Agua, fresca, clara, limpia, te veo. Árboles, pequeños, altos, verdes, os veo. Te veo, te veo y te veo, os veo.

Marsella, un lugar agraciado y verde. Te veo Marsella.


Marsella desde la ruta 1080





















Marsella un lugar agraciado y verde. Si comienzas un paseo desde la iglesia, después de escasos minutos y una vez en la senda milochenta, puedes ir recorriendo esta y a la vez contemplar hermosas vistas de Marsella. Un bonito ejemplo es esta fotografía.

La fotografía es de un día abierto y luminoso. Como es fácil observar en la imagen Marsella es verde de verdad. También puedes darte cuenta que sus cielos son azules y limpios, lo que nos permite ver hasta muy lejos y disfrutar de un paisaje fantástico. Hay muchos lugares y rincones hermosos en nuestro planeta, este que os mostramos, Marsella, es sin ninguna duda uno de ellos. Es un lugar agraciado y verde.



El cementerio Jesús María Estrada. Los cementerios no suelen ser los lugares más atractivos y que más se visiten, al menos a mi así me lo parecen. Sin embargo, el de Marsella es diferente a la inmensa mayoría por su singularidad. Se ubica en una pequeña ladera y amigablemente se asienta sobre ella mediante unas bancadas en las que se encuentran los nichos. Es apacible y reboza naturaleza, te regala una amplia vista de los alrededores y mucho verdor. Invita a que se le visite y es de los pocos cementerios que verdaderamente es un autentico lugar de descanso, y la vez, de una peculiar y difícil de encontrar, paz, serena, animosa y, por extraño que parezca, alegre.























FAUNA Y GANADERÍA VERDE



La vaca. Esta vaca cuyo nombre no sé, estaba toda feliz disfrutando de los rayos de luz y el calor de la media tarde.
























MARSELLA  UN EJEMPLO DE DEPORTE VERDE

Un nuevo deporte potenciado por el convenio firmado el 24 de junio de 2015, entre la alcaldía de Marsella y la Fundación Real Madrid. La anterior escuela municipal ha dado lugar a la actual Escuela municipal de deportes, Piedad Colombia, a la que asisten y en la que entrenan doscientos niños. Una escuela y un deporte verde.





















Las canchas. Todos sabemos que los campos de fútbol son de césped, al menos los profesionales. Aunque no siempre es así, en las regiones de climas secos son de tierra. Cuando el clima y la geografía lo favorecen, es el caso de Marsella, muchos campos son de césped natural. Esta es la cancha Caracas, hermosa como pocas.






















El  estadio es otra de las canchas de Marsella.



Si os dais cuenta el estadio es todo un regalo de la naturaleza. Como la cancha de Caracas y el campo del barrio de Los bosques de la Aurora.





Niños y niñas de Marsella, sois unos privilegiados, tenéis unos hermosos campos de fútbol de césped natural como hay pocos en cualquier otro lugar del mundo. Vuestros campos de fútbol son verdes de verdad.



ALOJAMIENTOS VERDES EN MARSELLA

Desayuna, pasea, duerme y sueña, o sencillamente descansa en medio de la naturaleza. Una naturaleza auténtica y real; árboles, fauna y flora sin edulcorantes, tal cual, para corazones verdes.
































































LA HELICONIA

Una bella y singular planta existente en Marsella. Heliconia L. es un género que agrupa más de 100 especies de plantas tropicales, originarias de Suramérica, Centroamérica, las islas del Pacífico e Indonesia. Se les llama platanillo por sus hojas (véase también grupo musoide) o ave del paraíso (nombre preferentemente usado para Strelitzia) y pinza de langosta por las coloridas brácteas que envuelven sus flores.




















Vídeo de la heliconia.

Acércate y demos un paseo por Marsella, contempla el vídeo.




TE VEO,
TE VEO VERDE,
TE VEO VERDE Y TE QUIERO VER SIEMPRE VERDE

NIÑOS, NIÑAS, JÓVENES, DEBATE. TENEMOS DEBATE.

No vamos a cuestionar o a valorar el caso concreto en un lugar, en una ciudad, de la tala o no de un árbol ni tampoco el cuidado o no de los parques ni de los jardines de aquí o de allá. No es nuestra tarea ni tampoco la de los niños. Sin embargo, algunas de estas circunstancias nos sirven como acicate y no está de más considerar una obligación de todos educar a los niños en el respeto a nuestro planeta y a la naturaleza, ya que son nuestro hogar.










TE  VEO

TENEMOS DEBATE Y NUESTRO DEBATE SERÁ RESPETUOSO, HABLAREMOS SOBRE LOS ÁRBOLES, LOS RÍOS Y LOS PÁJAROS, DE LA NATURALEZA EN GENERAL. LO HAREMOS JUGANDO, DIBUJANDO, MOSTRANDO VÍDEOS Y CON LA PALABRA ESCRITA.



Como hemos dicho antes, no vamos a cuestionar o valorar la tala o no de un árbol en Marsella, circunstancia que al parecer ha ocurrido estos días en Marsella (agosto-2016). No es la tarea de un niño.

Como usuarios y habitantes de este planeta, debemos defender y apoyar el equilibrio, el respeto y nuestra armonía con el medio ambiente. Con nuestra naturaleza. Vamos a valorar nuestra, vuestra relación con el medio ambiente, con el hábitat que tenemos. Tú o tú que ves y lees este post, ¿qué relación tienes con la naturaleza? ¿Con el monte, con un árbol o una rosa? ¿Con un río, con un pez o una vaca? ¿Con las tormentas? O, ¿con el cielo azul?

Tú persona de más edad, aunque seas menos niño, aunque seas un adulto que nos lees desde diferentes puntos de este planeta, también puedes responder. ¿Dónde estás? ¿Qué ves y qué tienes cerca? ¿Un parque, montes, el mar, una jardinera con flores en la terraza?

ESTA SERÁ LA TAREA DE ESTA SEMANA Y DE TODO EL MES DE AGOSTO.  TAREA 15, TAREA VERDE: "MARSELLA UN LUGAR AGRACIADO Y VERDE".

LOS NIÑOS GANAN POR GOLEADA A LOS ADULTOS

Los niños ya debatieron sobre la naturaleza el año pasado, en la biblioteca. Sus dibujos lo dicen todo, gritan tan alto que es un estruendo.

Dado, como hemos comentado antes, que estos días nos llegan los ecos del debate social suscitado en Marsella sobre la naturaleza, motivado por la tala de unos árboles. Con independencia de este hecho concreto, cuyos datos desconocemos. Nosotros y los niños ya nos preocupamos de hablar de la naturaleza, en general, el año pasado. Sin embargo, en un municipio tan verde como es Marsella, viene bien recordar a los niños, sus dibujos y sus opiniones.

A los niños se les defiende siempre, se empuja por ellos. Con la naturaleza pasa algo parecido, hay que preocuparse de ella constantemente dejando al margen diferencias e ideologías, incluso, las oportunistas de bombo y platillo, el ecologismo barato y la palabra que no va acompañada de soluciones.

Viene muy a cuento de las circunstancias de estos días, recordar aquella mañana que nos juntamos niños y grandes en la biblioteca de la Casa de la cultura. Llegaron los niños y se fueron repartiendo en mesas con sus hojas de papel y sus lapiceros. Los adultos que nos reunimos, espero no equivocarme, y si fuera así, que me disculpen, fueron: Adriana Marìa Grisales F, directora de la Biblioteca. Emilio Rojas Herrera​, un marsellés, un hombre experimentado en niños y en la educación por sus muchos años en puestos de responsabilidad en la enseñanza. Gilberto Lopez Angel, otro marsellés, un hombre gran defensor y propulsor durante décadas de la cultura y de Marsella. Y el que escribe, un viajero español que el azar llevó a Marsella. Seguro que todos ellos al leer estas líneas se acuerdan y se les abre una sonrisa en el rostro. Pues semejante mezcla de personalidades sirvió para que unos niños ajenos a estas peculiaridades, se distrajeran y jugaran con sus lapiceros y papel dibujando entre otras cosas y a propuesta nuestra, pasajes de la naturaleza.

He encontrado alguno de aquellos dibujos, miradlos con atención, no solo son bonitos, son amables y limpios en sus propuestas e inquietudes sobre la naturaleza.

Efectivamente, los niños nos ganan a los adultos por goleada.

"PARA MI LA NATURALEZA ES LINDA".  Este es el dibujo de Diego.
























"EL CAMPO ES BUENO (ES) NOS AYUDA CON EL AIRE. EL CAFÉ ES DELICIOSO". Este fue el dibujo de Samuel



































Os  presentaremos a continuación algunos vídeos a modo de ejemplo. Los vídeos corresponden a una serie que denominamos: “TE VEO”. Te veo cerca, delante de mí. Te veo.

Érase una vez... Un lugar agraciado y verde: "Te veo Marsella".


                                          

El planeta es nuestra casa, los ríos nuestros grifos de agua y los bosques son nuestras paredes, suelos, techo y el aire que respiramos.
Si un día, por ejemplo en Marsella, los árboles desapareciesen, ¿qué pasaría? ¿Qué nos ocurriría?

                                         

Sí, a un árbol. Sí a los montes.


      
La Tierra (del latín Terra, deidad romana equivalente a Geadiosa griega de la feminidad y la fecundidad) es un planeta del sistema solar que gira alrededor de su estrella —el Sol— en la tercera órbita más interna. Es el más denso y el quinto mayor de los ocho planetas del sistema solar. También es el mayor de los cuatro terrestres.
La Tierra se formó hace aproximadamente 4550 millones de años y la vida surgió unos mil millones de años después. Es el hogar de millones de especies, incluyendo los seres humanos y actualmente el único cuerpo astronómico donde se conoce la existencia de vida. La atmósfera y otras condiciones abióticas han sido alteradas significativamente por la biosfera del planeta, favoreciendo la proliferación de organismos aerobios, así como la formación de una capa de ozono que junto con el campo magnético terrestre bloquean la radiación solar dañina, permitiendo así la vida en la Tierra. Las propiedades físicas de la Tierra, la historia geológica y su órbita han permitido que la vida siga existiendo. Se estima que el planeta seguirá siendo capaz de sustentar vida durante otros 500 millones de años, ya que según las previsiones actuales, pasado ese tiempo la creciente luminosidad del Sol terminará causando la extinción de la biosfera.


TE VEO

El árbol solitario de Marsella

Érase una vez un árbol pequeño, con hojas en sus bordes y en su parte alta de color rojo y amarillo. Su color y viveza era tal, que me llamó la atención, hasta el punto de hacerme parar, buscar el móvil y fotografiarlo. También llamó mi atención su soledad. Era el único existente en la acera de una calle larga y estrecha. Me gustó, mirándolo mientras le fotografiaba me pareció humilde, pero a la vez, firme y erguido sobre sus finas piernas de tronco desafiando airoso toda la longitud de la acera, de la calle y el todavía fuerte sol de la tarde.

Sí, a un árbol.
Sí a la naturaleza y sí a Marsella.

                                           

Abre los ojos del corazón y corre a por la vida. Vístela de color, no lo dudes, ponla color, mucho color. Mostraros este vídeo viene justificado por su voluntad de respeto a la naturaleza, a su color, y a la vida. A nuestro mundo. E incluía casualmente varios dibujos del niño anterior, Samuel, uno de ellos era de fútbol y el otro de naturaleza. Es muy bonito, fijaos bien en él. Si os dais cuenta Marsella es de color verde, es naturaleza.


Echemos un vistazo mediante este vídeo de Verónica Peire a otras partes de nuestro planeta, también merecedoras de nuestro interés, respeto y amor:


La música de los vídeos es "What a wonderful world " (Que mundo tan maravilloso) de Louis Amstrong.



LOS DEPORTISTAS EN MARSELLA SON AFORTUNADOS

Somos muy afortunados al tener un deporte verde, un fútbol verde en un lugar agraciado y verde. Marsella. Entretente unos segundos, abre los siguientes vídeos y lo verás con tus propios ojos.



El siguiente vídeo es la vereda el Rayo. Para un español, para un europeo, puedo suponer que una vereda sería un pequeño asentamiento de unas decenas de familias en medio de una ladera perdida de un monte de los Andes colombianos, viviendo en condiciones precarias y muy humildes. Algo lejano, que no les afecta y muchas veces desconocido. Para un niño del Rayo, o para su mamá, la vereda lo es todo, es su hogar y es su mundo. Allí está todo lo que conocen y es su día a día. La vereda el Rayo es pequeña, dista tres o cuatro kilómetros de Marsella. Se accede en jeep por un camino de tierra, está ubicada en un enclave natural que es una maravilla, y a la vez, un enclave que carece de las comodidades básicas a las que un español o un europeo está acostumbrado.


NUESTRO FÚTBOL ES VERDE





2 comentarios: